domingo, 21 de septiembre de 2014

Inevitable

El líquido trazaba su paso, asomándose curioso por cada camino para luego conquistarlo y cubrirlo con su esencia. Tras de sí dejaba un camino viscoso, podía ser sucio, podía ser hermoso, podía ser inevitable. Señalaba con brillo cada centímetro tomado. Una vez pasado por allí era innegable su presencia. Su silencioso camino no advertía que al final daría paso a un necesario despertar. No sentía, no juzgaba, no decía. No hacía sentir, no podía ser juzgado, no escuchaba. No tenía propósito, era el propósito.
Alguna que otra luz se arrojaba sobre el, destellaba por un instante llamando la atención de quien no observaba. Por espacios subía, por tiempos bajaba y por siempre se acercaba al origen de todo. Dejando orden.
El orden de las cosas que son como son. Y todo pensamiento es cubierto por el líquidoque sólo sigue las leyes de la realidad.
Así existía.

__________________________________

En el fondo sabias que estaba allí. Y por .momentos del ahora lo lograste percibir. Pero serbias al tirano mental de los vuelos que cubrían todos los cristales, que no dependen de nada si no de la luz que los toque. Y en esa ceguera mediana anduviste por lo que pensaste era real. Y siempre en medio del silencio estaba presente la verdad.
Y un alabado día ya las cosas no eran igual. Despertaste viendo luces sin colores. Entendiendo todo sin explicación. Despertaste al entendimiento que era uno y todo. Que yo era lo mismo que tu.
Entraste a la danza , a la sincronización entera. Sentiste la vibración que conforma el orden. Te olvidaste del futuro y el tiempo se volvió ahora.
Tu cuerpo estaba hecho de amor. Lo supiste siempre y razgaste tus vestidos en una explosión de luz.

__________________________

El líquido llegó a su destino.

11 algo 2014

Yecy Delgado